Cómo iniciar un discurso y perder al público en el intento

Atención

(Puedes ver este contenido en vídeo pinchando aquí o seguir leyendo.)

¿Te suena esto?:

Buenos días. Mi nombre es Fulano de Tal, Jefe Comercial de Industrias X. Ante todo, muchas gracias por recibirme. Es un placer presentarles nuestra nueva línea de productos. Espero que mi presentación sea de su agrado…

Ésta es la manera más habitual de iniciar presentaciones en todo lo largo y ancho de la geografía mundial. Y así como típica es igual de aburrida, predecible y poco interesante. Es la fórmula más efectiva para hacer que quienes nos escuchan desconecten y pasen a modo “salva pantalla” al instante.

Las tecnologías y las redes sociales nos unen y separan a la vez. Acortan las distancias de muchos virtuales, aunque también nos alejan de otros tantos reales, mientras nos obligan a no aburrirnos. Estamos en la era de la falta de atención. Nunca había sido tan difícil captar y mantener la atención de las personas, ni tan fácil dejar de prestarla. En vista de ello, ¿cómo nos hacemos hueco en esa corta ventana de tiempo en la que nuestros oyentes ponen su radar sobre nosotros? Sólo hay una respuesta: Sorprendiéndoles.

¿Qué sorprende y capta la atención?

Lo diferente, lo novedoso, lo transgresor, lo políticamente incorrecto, lo que rompe con las costumbres y todo lo que va en contra del statu quo y de lo preestablecido.

¿Qué no sorprende y dispersa la atención?

Lo mismo de siempre, lo cotidiano, lo predecible, lo estandarizado, lo que sigue las reglas, lo tradicional y todo lo que sea menos interesante que el teléfono móvil, que la tablet o el MP3.

Lo penoso del caso es que, en muchas ocasiones, seguimos las reglas y buscamos cumplir ciertas expectativas simplemente “porque siempre se ha hecho así” y no nos cuestionamos el por qué de dichas costumbres. Por ello, dejamos a un lado la creatividad y nos mantenemos en un eterno estado de “lo mismo” desde el cual somos incapaces de sorprender a nadie. Esto cobra especial importancia a la hora de hacer presentaciones y queda en evidencia desde la introducción.

¿Cómo sorprenderlos y dejarlos con ganas de más?

Con un bombazo. Como hacen las películas: no muestran los créditos desde el inicio sino, más bien, comienzan con una escena que despierta la atención de los espectadores y marca el ritmo hacia el desenlace. Los créditos vienen justo después.

El bombazo dependerá de varios factores entre los que se encuentran principalmente la naturaleza del público (no es lo mismo un grupo de científicos que una clase de primer año de universidad), la personalidad del presentador (no es lo mismo un entusiasta extrovertido que un tímido introvertido; aunque ambos deban hacer presentaciones), y el contexto (mezcla entre la naturaleza del público y el lugar – no es lo mismo la presentación de los resultados trimestrales ante la junta de accionistas que un discurso motivacional dirigido a vendedores).

Las variables anteriores determinarán si el bombazo debe tender más hacia lo emocional o más hacia lo analítico. Probablemente no convenga empalagar a un grupo de empresarios con la historia de cuando perdí a mi oso de peluche, o agobiar a los graduandos bachilleres con un montón de estadística. Teniendo en cuenta dichas variables, hay que ponerle creatividad al asunto (entrelazando puntos emocionales y analíticos, en su justa medida) para poder dejarlos “tiesos” y con los ojos (y oídos) bien abiertos.

Cómo iniciar un discurso de forma impactante:

  • Pregunta retórica (o no retórica) – Pone a la gente a pensar desde el principio (o incluso a interactuar). ¿Por qué no somos capaces de alejarnos de las malas compañías?
  • Cita – Marca una línea de pensamiento y da un toque de credibilidad a nuestra charla (adicional al que ya hemos de haber creado con anterioridad). Es preferible evitar las citas muy usadas porque con ellas no sorprenderemos a (casi) nadie. También es recomendable citar a alguien con quien el público pueda identificarse. Warren Buffet dijo una vez que “sólo cuando baja la marea se sabe quién nadaba desnudo.”
  • Dato curioso – Despierta la curiosidad. Estudios recientes confirman que el 80% de la población trabajadora mundial no es feliz con su trabajo (dato obtenido de Zenhabits).
  • Frase controversial – Agita a las personas. El ochenta por ciento de entre vosotros no es feliz con su vida cotidiana (idea tomada del dato curioso anterior; a seguir elaborando).
  • Historia – Es el medio más efectivo para mantener la atención de las personas porque estamos diseñados para aprender escuchándolas.  Hace unos años, cuando todavía era joven y aventurero, conocí a una persona que cambiaría el rumbo de mi vida…

[Importante: Todos estos recursos deben ser relevantes al tema central. Todo lo que no apoye y sume al mensaje principal debe ser descartado.]

Y os preguntaréis, ¿cuándo me presento, doy los buenos días y agradezco la invitación? Después de la introducción sí que corresponde presentarse, agradecer la invitación y enumerar los puntos a tratar. No es plan disgustar a nadie y esto es parte del protocolo habitual. Pero toca hacerlo sólo una vez estemos en la misma frecuencia, presentador y público; una vez tengamos la sartén agarrada por el mango.

Lamentablemente, sorprender a la audiencia desde el primer momento no es receta mágica para que se nos escuche ad infinitum. No obstante, sí nos asegura despertar en ella el deseo de querer escuchar lo que hemos venido a decir. Es nuestro pasaporte a la siguiente parte de la presentación para la que debemos haber hecho nuestros deberes de modo que el contenido resulte interesante y responda a la pregunta “¿por qué ha de interesarme?” (aunque  esto escapa el alcance de este artículo).

¿Y tú, cómo estás introduciendo tus presentaciones? ¿Has dicho basta a las introducciones aburridas e insulsas? Es hora de tomar el control y ganarle la batalla al teléfono móvil.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Imagen por Craig Cloutier

Suscríbete a nuestro Boletín

¿Quieres recibir actualizaciones periódicas y herramientas exclusivas para los suscriptores de Declamatoria.com de forma gratuita? Escribe tu email y ¡comienza ya! Recibirás un correo de confirmación.

ad

19 Comentarios

  1. Una técnica que utilizo yo es pedir al anfitrión del evento que sea él quien me presente. De este modo, me ahorro toda la parte aburrida sobre quién soy y cuál es mi currículum y, tras el buenos días o buenas tardes de cortesía, puedo empezar directo al grano utilizando uno de los recursos que enumeras en el artículo.

    Saludos,

    Roger

  2. 100% de acuerdo

  3. Muy bueno el artículo.
    Empezar un discurso es como empezar el día, hay que iniciar con el pie derecho.
    Y siempre estamos buscando una introducción que capte al auditorio : una frase, una anécdota o simplemente algo diferente.
    Un buen ejemplo fue el primer discurso en español que se pronunció hace poco en el senado de Estados Unidos, http://bit.ly/123surw
    Hay que combinar el ingenio con la novedad.

    Muchas gracias por el artículo
    Kaned,
    Blog Comunicación Moderna, http://modernacomunicacion.blogspot.com/

  4. Sabrina:

    Me sirvió ene! Soy estudiante de diseño, y para mi es difícil presentar un discursos delante de personas con una personalidad que no pasa desapercibida.

    Gracias !

  5. camila:

    hola!! me encanto tu post y te tengo una pregunta, ¿en aconsejable usar una de estas tecnicas para un discurso de agradecimiento por el dia del profesor en mi liceo?

    • Sebastián Lora:

      Hola Camila. Es una ocasión perfecta para usar una de estas técnicas. Yo me decantaría por una cita (o aforismo) o pregunta retórica que te permitan fluir a tu discurso de forma relevante.

  6. fernando perez:

    creo en lo diferente en innovar en utilizar palabras o freces que llamen la atención desde el principio .

  7. Jhonatan:

    ayudame necesito hacer un discurso de literatura Barroca Española y tiene que ser al que no los aburra nunca pude hacerlo siempre lo hago de manera que siempre se hace te pido que des unos consejos de como podria inicar y terminar soy un chico de 15 años

    • Sebastián Lora:

      Hola Jhonatan:
      Inicia con una historia divertida (preferiblemente personal) y que puedas conectar a tu tema central. Termina haciendo referencia a esa historia.
      Suerte.

  8. Isabel:

    Hola estoy llevando el curso de Oratoria me encanta!!

    tu Post me ayudo gracias!!
    Ahora necesito ayuda, ! Tengo que hablar la próxima clase es un tema libre, alguna sugerencia ?

  9. Paola:

    Tengo un discurso sobre la identidad nacional, que aconsejas como comenzar??????

  10. Caro:

    Ayuda tengo que hacer un discurso sobre los problemas sociales en America Latina ,tienen algún ejemplo o me pueden dar consejos ? Gracias

    • Sebastián Lora:

      Hola. Puedes echar un vistazo a los vídeos en mi canal de Youtube. Obtendrás algunas rte.caciones clave para preparar tu ponencia. Suerte.

Publicar un Comentario

*
* (No será publicado)

Entradas Aleatorias

CARGAR MÁS

Licencia Creative Commons
Todo el contenido de esta web está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Web desarrollada por José María Colomina

XSLT by CarLake